Hija mató a su padre e hirió a su hermana a puñaladas fingiendo un robo en el hogar

 

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Nikki Secondino, joven trans de 22 años, fue arrestada tras confesar que mató a su padre a puñaladas e hirió gravemente a su hermana menor y a sí misma para fingir un robo violento ayer en su hogar en Brooklyn (NYC).

Según la policía, Secondino originalmente culpó del ataque a un par de supuestos invasores que habrían entrado a su hogar a las 5:50 a.m. del jueves, matando a su padre Carlo Secondino, de 61 años, y a su hermana Liana (19). El hecho ocurrió en la casa de la familia en 17th Avenue cerca de 82nd Street, en el vecindario Bensonhurst.

Pero anoche, después de que partes de su historia no encajaran, Nikki admitió el crimen, según las fuentes. Fue acusada de homicidio, intento de asesinato y posesión criminal de un arma. Los detectives aún están investigando qué condujo al violento crimen.

Una vecina de 61 años que pidió no ser identificada fue la primera persona en el edificio en responder a las llamadas de ayuda del padre. Vio sangre salpicada por todo el pasillo y escuchó sus gritos moribundos en las horas previas al amanecer.

Escuché como lucha libre, pelea”, dijo la vecina al Daily News. “Escuché al padre. Me suplicó: “¡Por favor, llama a la policía!”… La parte delantera de su pecho, allí mismo, estaba saturada de rojo como si llevara un chaleco rojo”.

Nikki luego golpeó la puerta de la mujer en un intento de que saliera. La mujer aterrorizada llamó al 911 y esperó en su apartamento sin abrir.

La vecino dijo que había una relación conflictiva entre el padre y la hija mayor, Nikki, que es transgénero. “Cada vez que discutían había golpes… Debido a que las paredes son sólo de yeso, escuchaba todo”.

A pesar de que al parecer no tenían una buena relación, el padre “La apoyó al 100%” en su operación de cambio de sexo hace dos años, afirmó Yadira Gómez (47), compañera de trabajo del padre. Y así lo dice Nikki en un largo video publicado en Youtube in 2020.

El hombre fue declarado muerto en el lugar, mientras que ambas hijas fueron hospitalizadas: Liana en estado crítico debido a las puñaladas. Nikki también sufrió cortes menores.

Una ventana dentro de la casa se rompió desde el interior, lo que contradijo la historia de un robo, según la fuente policial en el lugar. Y no había señales de entrada forzada dentro del apartamento ubicado sobre un taller de plomería en 17th Ave. cerca de 82nd St.

Los detectives no encontraron ningún video de vigilancia fuera de la casa que respaldara el relato de la invasión de la casa y Nikki tenía cortes en la mano que coincidían con un cuchillo que se deslizó durante el apuñalamiento, dijeron las fuentes.

No había una gran cantidad de dinero en efectivo o drogas en la escena del crimen y las víctimas no tienen antecedentes penales. Nikki no dijo nada a los periodistas mientras la conducían desde la comisaría 62 de Bensonhurst anoche. Su lectura de cargos en el Tribunal Penal de Brooklyn está pendiente.

Todos los cargos son meras acusaciones y se presume que las personas procesadas son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad en un tribunal.

En otro caso de violencia doméstica extrema, esta semana un hombre fue detenido como sospechoso de arrollar y apuñalar a su esposa frente a sus tres niños en Queens.

El mes pasado en una casa en Queens un joven mató a tres mujeres de su familia, incluyendo su abuela, con quien al parecer tenía una muy buena relación. Y en el verano un inmigrante actor golpeó a su esposa con un martillo antes de arrojarla desde la ventana de un 6to piso en El Bronx y luego él mismo saltó al vacío, mientras sus dos hijos menores estaban en el apartamento.

Compartir Esta Noticia