El papa Benedicto XVI dejó su herencia a cinco primos alemanes

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Los cinco primos alemanes del papa Benedicto XVI, fallecido el pasado 31 diciembre, son los herederos del dinero que tenía ahorrado en sus cuentas, mientras que los derechos de autor de sus libros irán a la Fundación Ratzinger y sus objetos personales fueron repartidos entre sus ayudantes, como él mismo dejó escrito.

Así lo reveló el que fue su secretario personal durante todos los años del pontificado, monseñor Georg Gaenswein: Pensé que tenía dos parientes, dos primos, pero son cinco, dijo a algunos medios el arzobispo alemán tras una misa que celebró este domingo en Roma.

“Ahora por ley tengo que escribir a los primos que son los parientes más cercanos, y también tengo que decir por ley ¿ustedes aceptan la herencia o no la aceptan?”, explicó.

El histórico secretario destacó que la herencia será sólo lo que quede en la cuenta bancaria, ya que los efectos personales del que fue papa emérito desde 2013, tras su histórica renuncia, “serán todos regalados”.

Los demás artículos personales, desde relojes hasta bolígrafos, desde pinturas hasta muebles litúrgicos, se incluyeron en una lista meticulosamente elaborada por Benedicto XVI antes de morir. No se ha olvidado de nadie: colaboradores, secretarios, seminaristas, estudiantes, choferes, párrocos, amigos», indicó Gaenswein, según publica un medio de Roma.

Compartir Esta Noticia